La turquesa, la eterna deseada

La turquesa, la eterna deseada

La turquesa es una de las primeras gemas usadas por el hombre para su adorno personal, venerada y valorada en distintas culturas debido a la gran belleza de su característico color azul.

Hoy, desde nuestra joyería en Granada, te vamos a explicar por qué su prestigio se ha mantenido a través de los siglos hasta nuestros días.

¿Cúal es el origen del término turquesa?

Realmente el origen no está claro, pero una de las teorías más aceptadas parece ser que viene del francés “pierre tourques” que significa piedra turca, no porque proceda de Turquía sino porque debido al comercio llegaba a Europa a través de ese país, pues era paso obligado para acceder a Occidente desde Persia, siendo además Turquía uno de los mercados más importantes de la Ruta de la Seda de esta y otras gemas.

1-la-turquesa

Pendientes con turquesas cabujón y lapislazuli, montadas en oro amarillo. (PVP 785 €)

La magia de la turquesa

Como otras muchas gemas, la turquesa se haya envuelta en leyendas y supersticiones.

En la Antigüedad se creía que esta piedra tenía poderes mágicos que recibía del cielo, debido a su color, y que aseguraba una larga vida.

En América, la fascinación por la turquesa se debía a que era considerada como una piedra poderosa.

Para los paises árabes, históricamente, ha sido una piedra símbolo de buena fortuna, que curaba males y daba protección al que la poseía.

En Oriente fue valorada como un talismán que daba protección, creencias que incluso han llegado nuestros días.

También en África se le reconocen cualidades terapéuticas y espirituales, con prácticas que siguen en uso como las hacían sus ancestros.

Una piedra con mucha historia

El deseo por esta gema desde la Antigüedad ha llegado hasta nuestros días con la misma pasión que las antiguas civilizaciones se rendían a sus pies.

Muy valorada por los antiguos imperios tan dispares como los egipcios, los persas, los incas y los mayas. Con ella creaban abalorios para pulseras, gargantillas, anillos, amuletos y tallaban pequeñas figuras de animales. Testigos de su importancia son, hoy en día, los museos en los que se exponen las piezas conservadas y muchas piezas de coleccionista.

2-la-turquesa-la-eterna-deseada-loalba

Máscara funeraria de Tutankamón descubierta por Howard Carter en 1922, actualmente está expuesta en la Museo Egipcio del Cairo. Realizada en oro, turquesa, obsidiana, lapislazuli, cuarzo, cornalina y pasta vitrea para este faraón considerado como un Dios.

En Mesopotamia, actual Irak, se han encontrado ejemplares de turquesas que adornan joyas que datan de 5000 a.C. en excavaciones arquelógicas. También en en el Antiguo Egipto, 3000 años a.C., han aparecido muchas intactas en tumbas de reyes. Cuando estas se abrieron estaban tan espectaculares como el día que fueron enterradas con sus dueños.

Muy apreciadas también por las antiguas civilizaciones precolombinas; los incas, aztecas y mayas las lucían en sus ceremonias como símbolo de autoridad adornando máscaras, cuchillos y escudos. La turquesa estaba reservada a los dioses y no podía ser portada por un simple mortal.
En el Tíbet la turquesa es el más popular de los materiales utilizados como adorno corporal y juega siempre un papel muy importante en las ceremonias religiosas incluso en la actualidad.

3-la-turquesa-la-eterna-deseada-loalba

Pendientes con turquesas cabujón, calidad premium, montadas con brillantes y oro blanco. (PVP 1.950 €)

Características de esta bella gema

Debido a que solo un 3% de las turquesas halladas son calidad gema y al ser tan apreciadas durante toda la historia de la humanidad, no es sorprendente que haya sido una de las primeras piedras a imitar por el ser humano. Durante siglos se han imitado tiñendo piedras como la howlita y calcedornia, también hueso fósil y vidrio. La imitaciones suelen tener un color muy uniforme.

La turquesa es una gema opaca y con una dureza de 5/6 en la escala de Mohs, que se da en entornos áridos, y principalmente se talla en cabujón y en bola.

Yacimientos

Las mejores turquesas a nivel mundial son las de Irán y las de Arizona. Como antes hemos dicho, la turquesa es una de las primeras gemas conocidas y extraídas por el hombre, muestra de ello es que los egipcios ya extraían turquesa del Sinaí hace más de 7000 años.

Históricamente los principales yacimientos han estado situados en el Sinahí, de donde se proveían de esta gema los egipcios, en Irán (antiguo Persia y cuna de las culturas mesopotámicas) y en Arizona y Nuevo Méjico donde las trabajaban los indígenas americanos. Aún hoy los navajos, descendientes de los apaches, trabajan joyas en plata con esta gema para ofrecer a los turistas.

En la Antigüedad fue Persia el primer productor de turquesas, tanto en cantidad como en calidad, tanto que es considerada la piedra símbolo de este país material que hoy en día es muy preciado debido que el yacimiento iraní está agotado, lo que lo hace raro y valioso.

En el siglo XX , ha sido EEUU el país que ha proporcionado la mayor producción de turquesas. Debido a su gran calidad hay que destacar el yacimiento arizono “Sleeping Beauty” (Bella durmiente) aunque ya su producción está un tanto escasa.

Encontramos turquesas en otros países como China, Brasil, Rusia, Afganistán y Australia.

4-la-turquesa-la-eterna-deseada-loalba

Pendientes con turquesas colgantes , calidad premium, montadas con brillantes y oro blanco (PVP 1.925 €)

Colores

Con una gama que va del azul cielo al azul verdoso, el color de las turquesas viene determinado por distintos metales presentes en la gema. El azul cielo se debe al cobre (principalmente turquesa de Irán y del yacimiento arizono “Sleeping Beauty”) y el azul verdoso se debe al hierro (presente en la turquesa del Tíbet, Arizona y Méjico).

Cuando encontramos turquesas con vetas negras o marrones se debe a que la piedra madre (matriz) penetra en la gema.

5-la-turquesa-la-eterna-deseada-loalba

Pendientes con turquesas origen Arizona calidad premium, montadas con esmeraldas, brillantes y oro blanco (P.V.P. 2.750 €)

Como cuidar nuestras turquesas

La turquesa es una gema frágil y muy sensible a ácidos, aceites, sudor, cosméticos, limpiadores de hogar.

Loalba Joyeros, tu joyería en Granada, te recomienda usar perfume antes de ponerte collares con turquesas, quitarte los anillos antes de lavarte las manos o antes de usar gel hidroalcohólico. También evitar bañarse en piscinas o en el mar con joyas que contengan estas gemas.

Esto mismos cuidados son aplicables a las perlas, el coral, ópalos y ámbar.

Créditos:

Foto de portada: Fede Arcos Zafra, Paralelo 70.

Foto de cierre: Santo Palomo fotografía, realizada para el artículo “Todo sabe a Granada esta Navidad” de www.welovegrx.com

Resto de fotos: Loalba Joyeros

Todas fotos de joyas con turquesas que aparecen en artículo son piezas diseñadas por Loalba Joyeros y fabricadas en nuestra joyería-taller en Granada.

imagen-pago-izquierda imagen-pago-derecha
Pago seguro
Pago seguro Pago seguro
Pago seguro Envío gratuito por compras superiores a 99€
o por primera compra en Península
Pago seguro Devolución gratis en tienda
certificado
asociacion
aeta